Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Call Center: (33) 1002-0000

Ir arriba

Arriba

No hay comentarios

San Basilio, la catedral monumento de Moscú

San Basilio, la catedral monumento de Moscú san-basilio-la-catedral-monumento-de-moscu-02 san-basilio-la-catedral-monumento-de-moscu-03 san-basilio-la-catedral-monumento-de-moscu-04

Conoce el ícono de Rusia

No hay excursión a Moscú que no incluya la visita a la Catedral de San Basilio, justo en la famosa Plaza Roja. Su arquitectura y colorido fueron una proeza nunca antes vista en Moscú y rápidamente se convirtió en el símbolo más reconocible de toda Rusia. Se dice que el propio zar Iván el Terrible quedó tan asombrado de esta belleza terminada parcialmente en 1561 que mandó cegar a sus arquitectos para que no fueran a construir algo más hermoso (sí, así de terrible era Iván IV).

De denominación ortodoxa, la catedral conmemora la victoria del zar sobre el janato de Kazán, y su intención era agregarle una iglesia por cada batalla que ganara, algo que no sucedió. Sin embargo, casi tres décadas después, el zar Fiador Ivanovich construyó una capilla anexa a la tumba de San Basilio —uno de los más milagrosos y venerados de la Iglesia Ortodoxa —con lo cual se completó el conjunto que hoy podemos apreciar, incluyendo sus espectaculares cúpulas bulbosas y arquitectura islámica y bizantina.

Aunque muchas fueron las oportunidades de enemigos para derribar esta maravilla hoy declarada Patrimonio de la Humanidad, todos en su momento respetaron el lugar excepto Napoleón, quien no pudiendo llevársela a Paris intentó dinamitarla; afortunadamente la lluvia imposibilitó el uso de pólvora.

san-basilio-la-catedral-monumento-de-moscu-05

Cuando entras en ella te das cuenta del contraste entre lo elaborado de afuera y la austeridad del laberíntico interior. Son una serie de ocho capillas alrededor de una novena, todas apenas iluminadas e interconectadas entre sí. No es de sorprender que en el recorrido se escuchen los cantos a capela de fieles en un acto de adoración.

Hoy es un museo a la vez que templo y puede visitarse pagando una cuota de acceso. La visita es un componente de cualquier recorrido por la Plaza Roja, donde hay mucho que ver y conocer sobre la historia de una de las potencias más importantes del mundo.

Contáctanos o visítanos y con mucho gusto te ofreceremos amplia información sobre la siempre fascinante Rusia. Tenemos tours de todo tipo o bien podemos armarte un plan a la medida.

Счастли́вого пути́ (¡Buen viaje!)

Reserva Ahora

Someta un comentario